Ruth Merino y otras autoridades en su visita a la fábrica de VC2